DEFENSAS Y CLIMAS FRÍOS: Protegiendo nuestro Sistema Inmunitario!

defensas y climas fríosLas  Defensas y los Climas Fríos guardan una estrecha relación. Por regla general, con la llegada del tiempo estacional frío vienen los catarros, gripes y cuadros virales complejos que si no se tratan correctamente y a tiempo, pueden derivar en enfermedades como la bronquitis y la neumonía. Pero, ¿Por qué sucede esto?

Nuestro Sistema Inmunitario está compuesto por una serie de estructuras y procesos biológicos que suceden dentro del organismo para precisamente protegernos contra las enfermedades, detectando y eliminando una serie de agentes, virus y células patógenas de forma natural. Sin embargo, existen una serie de circunstancias en la que el sistema inmunitario se debilita y está menos activo de lo normal, y es entonces cuando se favorecen las infecciones y las enfermedades, que nos afectan en mayor o menor medida según sea el caso. A esto se le llama “Bajada de las Defensas” del organismo, y las estaciones de otoño e invierno suelen generarlas.

defensas y climas fríos

Por lo tanto, las defensas y los climas fríos están directamente interrelacionados: en otoño e invierno bajan las temperaturas, llueve y hay mayor humedad, se producen cambios en los horarios que trastocan nuestros hábitos de vida, aumenta el sedentarismo y la convivencia en espacios cerrados durante más tiempo con otras personas, así como suelen aumentar los niveles de estrés por cierres de años laborales, compromisos familiares, etc. Todos estos elementos influyen inevitablemente en nuestro cuerpo afectando el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario y por lo tanto bajando nuestras defensas, lo que hace que estemos menos fuertes y seamos más propensos a contraer virus y enfermedades estacionales.

La mejor y más sencilla forma de favorecer una buena relación entre nuestras defensas y los climas fríos es a través de una alimentación saludable. Los nutrientes de algunos alimentos ayudarán a fortalecer nuestras defensas, y si bien no es garantía de que no contraigamos alguna gripecilla, al menos nos darán más mecanismos para reponernos rápidamente e incluso evitar complicaciones de salud.

defensas y climas fríos

Los Alimentos más recomendables para aumentar nuestras defensas en las estaciones de clima frío son: frutas y verduras al menos dos veces al día (contienen antioxidantes, vitaminas y minerales); cereales integrales, mariscos, frutos secos y legumbres (contienen minerales, manganeso y zinc); cítricos como la naranja, la mandarina, el limón y el pomelo (altos en contenido de vitamina C); miel (contiene inhibidas y tiene acción bactericida y antiséptica); ajo y cebolla (por sus propiedades antibacteriales y antivirales);  los yogures (por su alto valor pro biótico); alimentos rojos como tomate, pimiento, remolacha, grosellas, fresas y cerezas (contienen carotenos y vitamina A); hongos y setas (por sus propiedades antimicóticas y antivirales); y finalmente ingerir abundantes líquidos, ya que hidratan y disuelven la mucosidad protegiendo contra las infecciones.

También es muy importante realizar ejercicio físico (acorde al nivel de salud de cada quien), evitar el estrés (principal enemigo del sistema inmune) y complementar la alimentación con multivitamínicos o suplementos alimentarios de ser necesario, garantizando así que nuestro organismo tenga todos los nutrientes que necesita en esta época estacional.

defensas y climas fríos

Desde Valtrum te invitamos a mantener tus hábitos de vida saludables, una alimentación sana, a realizar ejercicio y a mantener una actitud positiva ante la vida. Sólo así podrás mantener tus defensas en buen estado durante las estaciones de clima frío y en cada momento de tu día a día.

Feliz Semana y Hasta la Próxima!

Anuncios