ENTRENAR EN CLIMAS FRÍOS: Preparando nuestro cuerpo y mente!

Entrenar en Climas FríosEntrenar en Climas Fríos implica la preparación de una serie de condiciones para que nuestro cuerpo responda de forma efectiva a la actividad física que se esté realizando. Si bien es cierto que el cuerpo humano se adapta de forma natural alas diferentes climatologías, y que siempre el clima frío favorece más el entrenamiento que el clima caluroso, también es cierto que los procesos adaptativos del cuerpo cambian al hacer ejercicio en bajas temperaturas, modificándose la respuesta muscular y respiratoria de nuestro organismo. Por ello, debemos tomar conciencia de lo delicado del proceso.

Al entrenar en Climas Fríos nos exponemos de forma prolongada a las bajas temperaturas, las cuales entran al cuerpo a través de la piel afectando órganos y tejidos del cuerpo. Esto hace que se acelere el proceso de enfriamiento corporal, y que por ende se ralentice la circulación de la sangre por los músculos, lo cual afectará inevitablemente nuestra potencia y nuestro rendimiento.

Es por ello que al entrenar en climas fríos nuestros objetivos deben ser principalmente: mantener al máximo el calor corporal, proteger las vías y órganos respiratorios del frío, y finalmente proteger nuestra musculatura de los cambios bruscos de temperatura que puedan generarle contracciones o espasmos.

Entrenar en Climas Fríos

Lo mejor que podemos hacer si decidimos entrenar en climas fríos es seguir una serie de pautas muy sencillas y de sentido común:

  • Debemos aislar la superficie de la piel utilizando las prendas deportivas térmicas que mejor nos permitan mantener el calor corporal.
  • También debemos proteger las vías respiratorias, tapando especialmente boca y cuello con bufandas, pasamontañas, pañuelos, etc., de forma que entre la menor cantidad posible de aire frío al organismo.
  • Tratemos de respirar por la nariz, para así entibiar el aire que inhalamos y hacer la respiración más profunda y eficiente.
  • Debemos dar especial importancia al calentamiento previo al entrenamiento, haciéndolo más largo, más intenso y más eficaz, y siempre antes de salir al exterior, de forma que nuestro cuerpo ya vaya preparado para el esfuerzo extra que deberá hacer en bajas temperaturas.
  • Es muy importante cambiarnos rápidamente de ropa al terminar de entrenar para evitar que el frío del sudor pase a la musculatura y se produzcan lesiones.
  • No debemos descuidar la hidratación y la ingesta moderada de hidratos de carbono, para poder atender a las demandas metabólicas del cuerpo en los climas excesivamente fríos.

Entrenar en Climas Fríos

Mantener los hábitos de vida saludables y entrenar en climas fríos es posible. Sólo  nos exige tomar especial conciencia de nuestra salud, de las condiciones climáticas y de nuestras condiciones físicas y personales reales. Desde Valtrum te invitamos a hacerlo. Con la equipación y precauciones adecuadas será una experiencia muy enriquecedora!.

Feliz Semana y Hasta la Próxima!

Anuncios