VITAMINA C: Re-Descubriendo sus Beneficios!

Vitamina CLa Vitamina C la tenemos como el mejor aliado en épocas de entretiempo para prevenir resfriados, pero es poco lo que sabemos de los muchos beneficios que puede aportar a nuestro organismo y a nuestra salud en general.

Empecemos por el principio: La Vitamina C es una vitamina hidrosoluble necesaria para el crecimiento y desarrollo normal de todos los tejidos del cuerpo. Nuestro organismo no la produce, por lo que requiere un suministro constante de esta vitamina ya que se expulsa a través de la orina, pero este no debe exceder los 2000 mg al día. Es muy importante incluirla en la dieta diaria.

La Vitamina C cumple una serie de funciones importantísimas:  Por un lado ayuda a la formación de la proteína que permite la producción de la piel, los tendones, ligamentos y vasos sanguíneos; por otro lado ayuda a la sanación de las heridas y a la formación del tejido cicatricial; además repara y mantiene los cartílagos, huesos y dientes; y finalmente tiene una potente acción antioxidante que bloquea parte de los daños causados por los radicales libres (humo del tabaco, radiación, químicos, y deshechos del organismo) ayudando a evitar su acumulación y el desarrollo de enfermedades como el cáncer, cardiopatías, artritis y envejecimiento prematuro.

Beneficios de la Vitamina C

Sin embargo, como hemos dicho antes, la Vitamina C suele ser conocida principalmente porque ayuda a prevenir los resfriados, ayudando a evitarlos, acortarlos o incluso a suavizar sus síntomas, siempre y cuando se consuma de manera regular, no sólo al momento de presentarse el resfriado.

Es muy importante mantener la dosis adecuada de la Vitamina C en el organismo (no más de 2000 mg al día). Las dosis excesivas pueden ocasionar malestar estomacal y diarrea. La deficiencia en las dosis pueden traer trastornos de salud como anemia, encías sangrantes, poca capacidad para combatir infecciones, mala cicatrización, hematomas, gingivitis, sangrados nasales, piel y cabello secos, dolor en las articulaciones y debilitamiento en el esmalte de los dientes.

Además de en formato soluble en agua o en pastillas masticables, podemos encontrar la vitamina C en algunos alimentos, principalmente frutas y vegetales. Las frutas que contienen vitamina C son las cítricas, melón, mango, papaya, sandía y fresas. Los vegetales son el brócoli, los pimientos rojos y verdes, las verduras de hoja (espinacas, repollos y nabos verdes), la patata blanca y dulce, y los tomates.

Tomar Vitamina C

Desde Valtrum te invitamos a incluir conscientemente la Vitamina C en tu dieta diaria, a aprovechar los muchos beneficios que puede aportar a tu salud y a tu vida, disfrutando los ricos alimentos en los que está  presente.

Feliz Semana y Hasta la Próxima!

Anuncios