DIVERSIÓN EN LA TERCERA EDAD: Cuestión de Perspectiva!

Diversión en la Tercera EdadLa Diversión en la Tercera Edad así como en cualquier etapa de la vida, es algo fundamental para el desarrollo pleno de la existencia humana. Todos necesitamos reír y pasarla bien para drenar las preocupaciones del día a día, pero durante la vejez esto se vuelve un factor fundamental para darle sentido a nuestra vida y hacernos sobrellevar mejor los achaques propios de la edad.

Sin embargo,  la Diversión en la Tercera Edad tiene un carácter diferente, más pausado y maduro, pero siempre con ese encanto que nos hace sonreír ante las cosas más sencillas o profundas, pero que sólo tienen significado especial para cada uno de nosotros. Cada cabeza es un mundo, y la manera de divertirnos en consecuencia también.

Entendemos la Diversión como todas aquellas actividades que producen placer y logran distraernos de las preocupaciones y del aburrimiento, con el condicionante de que siempre deben producirnos alegría. Todos necesitamos divertirnos para recuperarnos del desgaste emocional y psicológico, así como para aumentar nuestra salud y estado general de bienestar. Entre los beneficios de la diversión para la salud podemos mencionar que: mejora la respiración y la circulación, fortalece el sistema inmunológico, libera endorfinas (que disminuyen o eliminan el dolor), reduce la tensión y la ansiedad, desarrolla una actitud positiva ante la vida, y finalmente favorece la autoestima.

Valtrum-Santoremedio

Cuando envejecemos, nos vemos en la necesidad de adoptar un estilo de vida menos frenético, principalmente por las limitantes físicas y mentales que empezamos a encontrarnos. Sin embargo, ese nuevo estilo de vida no tiene por qué ser aburrido, sino que nos invita a replantearnos el concepto de diversión, aceptando nuestra realidad desde una actitud positiva y abriéndonos a todas las posibilidades que esta nueva etapa puede ofrecernos. Es fundamental trabajar mucho la actitud ante la vida llegados a este punto.

Dentro de este contexto, las actividades de Diversión en la Tercera Edad podemos dividirlas en cuatro tipos:

  • Actividades de Socialización: Todas aquellas que fomenten el contacto social y las relaciones afectivas. Re-encuentros o quedadas con amigos, paseos con los nietos, viajes o visitas a la familia, son algunas de las actividades de socialización que podemos realizar.
  • Actividades de Cultura y Ocio: Son todas aquellas actividades destinadas a enriquecer la mente y el espíritu. Entre ellas podemos incluir idas al cine o al teatro, cursos variados (manualidades, informática, pintura, teatro, etc.) quedadas para ir a bailar, planificar unas vacaciones culturales, entre otras.
  • Actividades Físicas y de Exploración: Mantener el cuerpo activo es fundamental en la vejez, siempre en proporciones moderadas y con actividades acordes a nuestra condición física. En este grupo incluimos los paseos, las excursiones, el practicar algún deporte (natación, ciclismo, estiramientos, etc.), ir al gimnasio, y todas las actividades que tengan que ver con mantener el cuerpo activo.
  • Actividades que rompan la rutina: Todos necesitamos salirnos de la rutina alguna vez para tener esa maravillosa sensación de estar vivos. En el caso de la vejez es fundamental hacerlo, con actividades como darnos algún capricho ocasional, celebrar la vida y los acontecimientos que para el adulto mayor sean relevantes, hacer algo diferente dentro de la cotidianidad al menos una vez al mes, y en general esas pequeñas travesuras que todos hacemos para darnos un instante de placer que nos llena el alma, siempre dentro de los parámetros saludables por supuesto.

Valtrum-Santoremedio

Desde Valtrum te invitamos a fomentar la Diversión en la Tercera Edad con tus familiares o personas cercanas que sean adultos mayores. La vida puede ser hermosa y divertida a cualquier edad  siempre que estemos dispuestos a verla así, aceptando nuestra realidad y compartiendo esos momentos felices con nuestros seres queridos.

¡Feliz Semana y Hasta la Próxima!

Anuncios